Inglesia Infantil


Corderitos de Mi Prado

Get Adobe Flash player

Main Menu

Login Form

Es importante que tanto padres de familia como maestros nos preguntemos ¿Qué les estamos enseñando a los niños?. La mayoría de las familias en México promueven una educación basada en el “autoritarismo y el castigo” en la cual los niños deben una obediencia incuestionable a los adultos y no se acepta ningún tipo de comportamiento u opinión que contradiga lo que ellos ordenan. Bajo este régimen educativo los niños y niñas crecen con muchas carencias emocionales, afectivas y con una baja autoestima.

Por el contrario, los padres y los maestros con “autoridad” son capaces de educar con amor ejerciendo un firme control cuando es necesario, y brindando seguridad, confianza, estabilidad, y la posibilidad de desarrollarse adecuadamente.

A continuación se enumeran algunas de las principales características de la educación con amor:

  1. Educar con amor significa interesarse por las necesidades, inquietudes y emociones del niño. Muchos adultos ignoran las emociones del niño creyendo que “él es muy pequeño para entender las cosas”, y por ello en ocasiones no contestan sus preguntas o cuestionamientos sin embargo cuando tomamos en cuenta lo que los niños y niñas piensan, y sienten entenderemos que perciben su entorno mejor de lo que creemos. Por lo tanto es nuestra obligación ayudarlo a expresarse y a reconocer sus afectos, para que así puedan tener un óptimo desarrollo emocional y social.
  1. Fomentar una comunicación cálida y empática. Lo cual significa ponernos a la altura de sus circunstancias y no obligarlo a pensar, a sentir y a actuar como un adulto.
  1. En la educación con amor existen límites claros. Esto ayuda a los niños a desarrollarse con mayor seguridad. 
  1. Fomentar la libre expresión de ideas y toma de decisiones, permaneciendo cerca del menor haciéndole saber nuestro respaldo. Esto lo hará sentir cada vez más autónomo, seguro e independiente . 
  1. Se promueven los valores como el respeto, la libertad y la igualdad. Estos valores en el trato diario podrán ayudar al niño a relacionarse con amor y armonía con su entorno. 
  1. Existe la negociación y flexibilidad. Aunque las reglas y los límites deben ser claros estos pueden ser modificables de acuerdo a las necesidades particulares del niño o a una situación en especifico.

El llevar a cabo todas estas acciones promueve todos los factores de protección en los menores tales como: la seguridad, la comunicación asertiva, el reconocimiento emocional, la empatía, estos funcionarán como “escudo” contra cualquier situación de riesgo.

Por ello es recomendable revalorar la educación que estamos brindando y asegurarnos de ésta este basada en un marco de paciencia, tolerancia y respeto para que así pueda favorecerse la relación con el menor, así como el desarrollo físico, psicológico pero sobretodo emocional.

Copyright © 2021 Fe Creativa  Rights Reserved.